Concentración de trabajadoras del hogar
Convocadas por la Asociación de empleadas/os del hogar de Sevilla y con el apoyo de diversas organizaciones sociales, las trabajadoras del sector se han concentrado este domingo 31 de marzo en la Plaza Nueva de Sevilla en demanda del reconocimiento de plenos derechos laborales

Entre otras reivindicaciones, las empleadas del hogar exigen al Gobierno la ratificación del Convenio sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos (Convenio 189) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que regula la actividad del sector del empleo doméstico.

Este organismo reconoce que el trabajo doméstico es infravalorado e invisible, realizado en su mayor parte por mujeres y niñas muchas veces procedentes de comunidades desfavorecidas, por lo que son más vulnerables a la explotación y el abuso. Por ello, mediante este convenio se regulan las condiciones del trabajo doméstico para asegurar la protección de los derechos humanos y de los derechos fundamentales en el trabajo, como la libertad sindical y el reconocimiento a la negociación colectiva, la abolición del trabajo forzoso y el trabajo infantil, y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

El Convenio 189 de la OIT entró en vigor el 5 de septiembre de 2013 y ha sido ratificado por 27 países. España aún no está entre los países firmantes.

En la provincia de Sevilla hay afiliadas al Sistema Especial para Empleados de Hogar un total de 13.021,65 trabajadores y trabajadoras en el mes de febrero de este año, según datos de la Seguridad Social, que no ofrece la información desagregada por sexo.

Jacqueline Amaya Rengifo, presidenta de la Asociación de empleadas/os del hogar de Sevilla ha instado a toda la ciudadanía a sumarse a la lucha por la dignificación de los cuidados, por un trabajo decente y sin violencia. Ha señalado la importancia de que España firme la ratificación del convenio «para garantizar condiciones dignas de trabajo para las personas que prestan servicio en el ámbito doméstico». En el mismo sentido se ha pronunciado otra portavoz del colectivo, Sady Brítez López, que ha reclamado «el empoderamiento de las trabajadoras del hogar y cuidados para garantizar un trabajo decente y sin violencia».